lunes, 10 de enero de 2011

Se llama 'Instinto'

Una vez, hace ya algún tiempo, encontré en las páginas de un libro, de cuyo nombre no me acuerdo, una reflexión que me encargué de interiorizar para, requerida la ocasión, ponerla en práctica cuando fuera pertinente. Dicha reflexión decía algo así como queTexto enlace ▼

martes, 24 de agosto de 2010

Porque a veces el dolor es el mismo pero con distinta cara...




Oda al amor desdichado
Hoy, que conozco tu secreto
que tus labios besan otros labios,
que tu piel acaricia otras manos,
quiero lanzar mi canto
hacia el amor desdichado.

Sigo encerrada en mis letanías
mientras pasan lentamente los días,
y descubro paso a paso
que quererte fue mi ocaso.

He intentado en vano olvidarte,
sacar tu recuerdo de esta cajón "desastre"
y no he logrado alcanzar mi destino,
conocerte fue un suicidio.

Mi corazón se ha congelado,
ni un solo abrazo que lo haya alcanzado.
Desde el día que te conoci, me condenarón a muerte
pues enterrarme viva habría sido mejor suerte.

Y aquí me encuentro, solitaria,
desdichada como un paria,
lanzando mis penas al aire
bajo el rincón de mi poesía,
de esta triste melodía
que logra salir de estos huesos
marchitados, quebrados, secos, muertos,
incapaces de mantener este trozo de carne en pié,
aún no entiendo cómo me sostienen
si entre tantas embestidas
sigo muriendo en vida,
si no a través del olvido, a través de mi existencia
que me ahoga a cada hora
en que intento comprender
por qué no desaparece ese ayer
en que te amé con todo mi alma,
que hoy vendería al diablo
tan sólo porque me prestara
un poquito de calor de su morada,
para no desfallecer, y conservar la esperanza
de que algún día este corazón vuelva a latir
y a sentir que después de la muerte....hay vida.

martes, 10 de agosto de 2010

Los recuerdos del corazón...

video


A veces sucede que una canción se convierte en algo más que música. Una canción puede convertirse en parte de tu vida.  Porque el tiempo pasa rápido, y al final del día lo único que realmente tenemos son eso, nuestros recuerdos...

Uno de esos recuerdos me transporta a mi infancia. A esas tardes de lluvia que pasaba con mi hermana sentada frente al televisor.  Me gustaba mirar por la ventana y observar el cielo lleno de nubes cargadas de agua, cargadas de futuro.  Y en la lejanía mi pensamiento divagaba, mientras de fondo sonaba esta canción como antesala de la telenovela a la que daba título. Entonces mi hermana y yo enloquecíamos, !qué ya empezaba mamá!

Mamá estaba en la cocina, quizás preparándole el café a papá, que se iba a trabajar, vestido con su mono azul. Y así pasábamos la tarde, entre lágrimas de emoción, suspiros y suspense.  Y de rato en rato yo miraba esas nubes, miraba ese horizonte y me imaginaba con 20 años más... Fabricaba con ideas una realidad, que sentía tan, tan lejana...

Cuando era pequeña todo el mundo me decía que conforme fuera creciendo el tiempo pasaría más rápido. Y así fue.  El tiempo tiene siempre la misma medida, pero como toda realidad, es subjetivo.  Y es que existen tantos mundos como personas y cada una tiene su propia interpretación de la vida. 

Hoy esos 20 años pasaron y lo que tengo son sólo eso, recuerdos. Recuerdos que nos hacen feliz, recuerdos que nos hacen llorar, que nos atormentan que, en difinitiva, nos hacen sentir vivos...y siempre ese cielo, aunque hoy no tenga tanta agua para descargar y el olor a humo de ciudad haya sustituido al del café o al de la tierra mojada de aquellas tardes.  Hoy todo ha cambiado y, tristemente, no somos todos los que estábamos. Pero hay algo que aún permanace...

Aquella niña mirando al cielo, a su cielo interior, con los mismos anhelos, las mismas esperanzas y los mismos sueños de encontrar aquel amor que, cada tarde, cuando sonaba esta canción de fondo, le hacía vibrar...

Por eso cada vez que escucho esta canción me sigue emocionando, aunque hoy los recuerdos ya no sean los de la infancia, sino que esta vez son de verdad LOS RECUERDOS DEL CORAZÓN.

lunes, 26 de abril de 2010

LEVANTANDO EL VELO

No, no me refiero al título homónimo del libro o manual sobre periodismo judicial del magistrado Javier Gómez Bermúdez y la periodista Elisa Beni Uzábal. Pero me pareció claramente explícito para ilustrar el tema sobre el que se ha debatido en todos los medios en esta última semana. Me refiero a la polémica acerca de la expulsión de una joven ante la negativa a deshacerse del velo musulmán dentro del centro educativo en el que estudiaba.

La polémica está servida. Por un lado están los que piensan que cualquier persona de fuera debe adaptarse a las constumbres del país de residencia como muestra de respeto a esa comunidad que los acoge. Muchas han sido las llamadas de mujeres en tertulias radiofónicas comentando cómo en sus viajes a países de El Magred habían optado por llevar un pañuelo para cubrir su pelo durante las visitas turísticas.

Por otro lado están los que argumentan que según nuestra Carta Magna, España es un país laico y por lo tanto está fuera de lugar la recreación de manifestaciones religiosas en los centros educativos. No olvidemos que hace unos meses también se debatía acerca de la retirada de los crucifijos en las aulas .

¿Pero qué dice en realidad la Constitución Española acerca de las creencias religiosas? Veámoslo:

Artículo 16
1. Se garantiza la libertad ideológica, religiosa y de culto de los individuos y las comunidades sin más limitación, en sus manifestaciones, que la necesaria para el mantenimiento del orden público protegido por la ley.

2. Nadie podrá ser obligado a declarar sobre su ideología, religión o creencias.

3. Ninguna confesión tendrá carácter estatal. Los poderes públicos tendrán en cuenta las creencias religiosas de la sociedad española y mantendrán las consiguientes relaciones de cooperación con la Iglesia Católica y las demás confesiones.

¿Qué se deduce de lo expuesto? Primero, que son muchos los que confunden estado laico con aconfesional. En un estado laico, la religión permanece totalmente separada de las funciones de un estado, mientras que en uno aconfesional, como el nuestro, y según recoge la CE en el citado artículo, el estado debe tener en cuenta las creencias religiosas de la sociedad y ha de mantener relaciones con las diferentes religiones.

Mi pregunta es la siguiente: ¿Sería expulsada una joven por llevar una cruz sobre su pecho, o una medalla de la Virgen del Rocío, por poner un ejemplo? Está claro que no. Por lo tanto, la chica está en todo su derecho de llevar el velo, de querer expresar de esta forma su identidad. Debemos ser conscientes de que vivimos inmersos en una realidad heterogénea que ha ido cambiando en los últimos años. Aunque el catolicismo sea la religión mayoritaria dentro de nuestro estado, cada vez convivimos con más personas que profesan diferentes creencias. Es un deber de nuestro estado, como aconfesional, tener en cuenta esas creencias y velar por ellas. No podemos hablar de la laicidad o laicismo de los centros educativos cuando en fechas como la Navidad o La Semana Santa se representan actos cristianos que sirven como enseñanza de una tradición que, soy consciente, da sentido a nuestro país.

El problema surge cuando no se habla claramente. Vamos a decir lo que opinamos sin tapujos, sin miedo. Estoy casi segura de que hay una opinión prácticamente compartida por todos, por los del bando "occidental" que subyace ante hechos como este, pero que nuestros portavoces o instituciones callan por cobardía, o por no remover más los cimientos de esta "lucha de civilizaciones", como muchos han optado en llamar.

Aquí reproduzco algunos versos del Corán acerca del velo. Información sacada de la página arabesespanol.org

« y no le damos a ninguna alma una prueba que no este dentro de su propia capacidad de tolerancia, y con Nosotros esta un libro que habla la verdad, y no serán tratados con injusticia. » (Coran 23:62)

Traducción: Imposición a cubrirse tanto como sea necesario, pues Dios no va a pedir más de lo que sea posible soportar. Ante afirmaciones como esta está claro que si una mujer soporta ir cubrida entera de arriba a abajo con una tela de rejilla en frente de los ojos, si lo soporta, no debe ser malo.

« ¡Oh, Hijos de Adán! Les hemos dado ropas para que se cubran ( tapar de vista las partes privadas ) y la ropa es como un adorno. Pero la ropa de rectitud es mejor. » (Coran 7:26)

Traducción: Mujer tapada, mujer virtuosa. Dime qué ropa llevas y te diré cómo eres. Parece que la valía de una persona se puede medir por sus vestimentas.

Allah también dice :

« Y diles a las mujeres creyentes que bajen su mirada (de ver cosas prohibidas) y que protejan sus partes privadas ( de actos sexuales ilícitos, etc. ) excepto lo que tiene que verse, ‘que deben poner sus velos sobre su Juyubihinna,’ » (Coran 24:31)

No olvidemos que fueron hombres quienes escribieron esto. Me pregunto qué sabe un hombre de lo que una mujer puede soportar si no lo vive en carne propia.

Por último comentar que en dicha página, y como muestra del argumento a favor de la utilización del velo para las mujeres, se cita el número de violaciones producidas en EEUU. El velo es seguridad para las mujeres, pues gracias a éste se evitarán muchas agresiones sexuales. No olvidemos que son las mujeres las culpables de ser violadas. Incluso en la página se debate acerca del cubrimiento o no de las manos. Porque las manos pueden incitar a un hombre a cometer violaciones, adulterio, etc.

Sobran las palabras. Han sido muchos años de lucha para las mujeres en el mundo occidental para llegar a la situación en la que nos encontramos, que todavía dista mucho de ser la justa, pero que poco a poco se acerca más a ella.

No nos gusta la visión de la mujer en el Islam, hay que decirlo, aunque algunos se empeñen en tacharnos de intolerantes. Yo no digo que en algunos países no se esté dando una adaptación de las creencias islámicas a la sociedad actual. Que en muchos estados la mujer esté más presente en la vida pública, política, etc. No tengo que alabar que esto esté sucediendo porque esto es lo que debería suceder. Por desgracia si hay algo que todas las civilizaciones tienen en común ha sido la opresión de la mujer a lo largo de la historia.

Por lo tanto a muchas mujeres occidentales, tanto como a hombres, nos molesta ver a las mujeres con velo, puesto que es una señal que nos recuerda este pensamiento para nosotros retrógrado, indigno y machista. El que asesina es un asesino y el que viola es un violador y nadie tiene la culpa de sus actos excepto él mismo. Que una mujer deba ir tapada porque pueda despertar la lascivia de un hombre, me parece irrisorio, me parece ofensivo tanta para mujeres, como para hombres, porque rebaja a los hombres al nivel de cualquier otro animal, al nivel incontrolado de los instintos primarios.

Y por favor, que no se compare el hábito de una monja con el velo de una mujer musulmana, que en última instancia no deja de ser una profesión, y como tal, un uniforme.

Por lo tanto y bajo mi punto de vista, la solución no pasa por la prohibición a llevar el velo. Es obligación de la sociedad, y en este caso de los profesores, educar a todas las personas, independientemente de su sexo o religión, en los valores y derechos humanos. Y termino con una frase de una gran hombre:


Los derechos humanos son sus derechos. Tómenlos. Defiéndanlos. Promuévanlos.
Entiéndanlos e insistan en ellos. Nútranlos y enriquézcanlos. . . Son lo mejor de
nosotros. Denles vida.



Kofi Annan

lunes, 5 de abril de 2010

¿Jóvenes inocentes o sociedad culpable?

Otra ocasión en la que España se despierta atónita ante la noticia de un homicidio por parte de una menor. Me refiero al caso de Cristina, la chica del pueblo toledano de Seseña asesinada, según la Policía, a manos de una compañera de clase. La joven ha sido trasladada a un centro de reclusión por orden del juez de menores de la provincia. Según hemos podido leer en la prensa no pasará más de cinco años encerrada y tres de libertad vigilada. Este suceso ha reabierto una vez más el debate sobre la reforma de la Ley del Menor en nuestro país. Muchas son las voces que se alzan para pedir justicia a nuestro Gobierno ante hechos que, a opinión de muchos, resultan prácticamente impunes.

Matar sale barato. Esta es la frase que podemos escuchar en la calle, cuando comentamos las noticias de crímenes que semana tras semana "adornan" las páginas de diarios y escaletas. Los socialistas se empeñan en acallar al gentío con su eterna excusa de "no podemos legistar en caliente". Mientras, la oposición, aprovecha el clamor popular para hacer suya la causa. Hemos llegado quizás a un punto de espectacularización de la política y los políticos, de shows mediáticos donde se juega al intercambio de fichajes (véase el padre de Mari Luz, el Señor Cortés), de promesas vanas y de mesías redentores (un tal Obama).

Pero volviendo a la Ley del Menor, a la gente se le olvida que la solución pasa antes por prevenir que curar. Entonces empezaríamos a hablar de la educación y como tal, del tipo de educación que la socidad, los padres, los profesores, y los medios en general están dando a las nuevas generaciones. ¿Cuáles son los valores preponderantes en esta época? Pensad qué es lo que hoy en día se recompensa, qué cosas son las que causan admiración. Encedemos la tv y un anuncio nos dice que la mujer debe ser guapa, inteligente, trabajadora y la envidia de las mortales para considerarse una triunfadora. Me pregunto ahora que acabamos de dejar la Semana Santa qué es lo que hizo el pobre de Jesús para que se entendiera tan mal su palabra.¿Se nos enseña a ser tolerantes, comprensivos, altruistas...es decir, buenas personas?, ¿o vivimos en una sociedad tan competitiva que la rivalidad de los mercados se ha extrapolado a la rivalidad entre las personas?

Pero volvamos al tema que nos atañe. ¿Cómo está la situación del menor en Europa? Las diferencias en torno a la fijación del límite para la edad penal varían de unos países a otros, por ejemplo entre los 8 años de edad penal para Escocia, pasando por los 14 para España y Alemania y los 18 para Bélgica. En la fijación de estas edades entran variables de distinto tipo como las leyes penales de cada estado. Mientras que Alemania o España han elaborado un Derecho penal juvenil con un régimen de sanciones propio, países como Francia o Inglaterra han decidido aplicar a los menores las mismas penas que a los adultos pero atenuadas. En Francia por ejemplo si el delito conllevara una pena de reclusión a perpetuidad, se puede imponer a menores de 13 años una pena de prisión de hasta 20 años de cárcel. E incluso a los 16 se le puede retirar el beneficio de menor de edad en casos expecionales.

Estas cifras pueden causar revuelo e indignación entre aquellos que consideran a un menor como una persona no consciente totalmente de los delitos que pueda cometer. Sin embargo, creo que nadie estaría en contra de las sanciones que se les puede imponer a los padres o tutores que sean claramente responsable de la actitud de los menores a su cargo. En países como Inglaterra e Irlanda si se prueba ante un juez que hubo una clara omisión de atención y cuidado por parte de los cuidadores que contribuyera al hecho delictivo del menor, éstos podrías ser juzgados y castigados ante un tribunal.

Diferentes motivos, diferentes soluciones. Lo que está claro es que algo está fallando. En los últimos tiempos estamos viendo como el número de menores y jóvenes violentos se está incrementando. Jóvenes son los responsables de la muerte de Marta del Castillo. ¿Cómo es posible que la Policía no haya sido capaz aún de sacarles una confesión coherente y verdadera? En verano nos sorprendían dos noticias de violaciones en pueblos de Andalucía por parte de unos menores. Ahora sucede este hecho. Bajo mi humilde opinión: la sociedad es reflejo en muchas ocasiones del estado de nuestro sistema político.